"Hay que incitar a pensar, reír y pelear contra la apatía, aburrimiento, pensamiento único y la idiotez que provoca la indiferencia"

lunes, 13 de mayo de 2013

Hablando claro

Esto es una mierda. Sí, así he dicho. Una mierda. Y nadie me puede rebatir, básicamente porque hablo desde la voz de la experiencia, que no dilatada, pero, sí suficiente como para atreverme a juzgar. En estos tres años de "andadura" a través de este "mundo" lo que he visto, lo que he vivido y, sobre todo, aprendido, es que sin envidia, avaricia y ambición excesiva el audiovisual, el cine, el mundo del cortometraje, como queráis llamarlo, sería cualquier cosa menos lo que es. Parece algo intrínseco a sus miembros, o más que a sus miembros, hay de todo claro, a sus círculos.

Algunos pensaréis que he perdido la cabeza, me diréis cínico, otros dirán que estoy completamente equivocado, que este mundo es maravilloso. Habrá quien piense que esto es una arrebato de rabia o algo por estilo, por algún tipo de frustración, etc, etc. Sois libres para pensar lo que os plazca.

Quizá yo he tenido la mala suerte de encontrarme en el camino con personas que quieren ser más que cualquier otra, por encima de cualquier circunstancia. Con personas que quieren acaparar todo y más, cuando resulta que esto es un trabajo en equipo. He visto también a aquellas a las que su ego le dice que son increíbles y nos les deja ver sus fallos, esas que no aceptan de ningún modo correcciones, ni consejos si quiera. Y si lo intentas olvídate de trabajar con ellos, indiferentemente de tus ganas, profesionalidad o saber. Están las avariciosas, esas de "cuantos menos mejor, a más tocamos", esas precisamente son de las más abundantes y de las peores, pues son las que joden a ciertos profesionales acaparando tareas u oficios que nos les pertenecen, menospreciándolos. Me he encontrado con los del "sí, sí, claro, tío, por supuesto", y una mierda, una mierda para vosotros. Muchas van de magníficas por la vida, extendiendo con sus palabras cheques que sus actos no pueden pagar. Esas son aún más despreciables si caben.

Esto va para todos vosotros. Para los de la palabrería, para los egocéntricos, para los “Spierlberg”, para los avariciosos, para los egoístas, etc. Demasiado difícil es esto para que encima vosotros  os empeñéis en complicarlo. Que os jodan a todos.

P.d: Vosotros sois los que dais la fuerza. Y no vais a conseguir que esto deje de ser absolutamente maravilloso.

2 comentarios:

MALENO dijo...

Cuanta Razón! :)

Pedro Pale dijo...

Gracias Maleno, me tranquiliza saber que hay quien piensa como yo.